Etiquetas

, ,

Google_booksSin duda alguna, Google Books es una formidable herramienta para quienes nos dedicamos a la investigación humanística. Muchas veces, trabajar con textos latinos renacentistas es una fuente de problemas, entre los que puedo destacar los siguientes:

  1. Encontrar un texto que resulte útil.
  2. Localizar ese texto en una biblioteca.
  3. Hacerse con un ejemplar manejable del texto.
  4. Conseguir una reproducción digital.

Encontrar un texto que resulte útil es un problema habitual al que siempre nos hemos enfrentado y que nos seguirá apareciendo mientras investiguemos. Suele resolverse a golpe de bibliografía especializada y de catálogos a los que acudir como primera fuente. En el campo de la Retórica de los siglos XV al XVIII, la referencia inmediata es el más que imprescindible Renaissance Rhetoric Short-Title Catalogue 1460–1700, de Lawrence D. Green y James J. Murphy. Es un catálogo de los de toda la vida, organizado por orden alfabético de autores y con mención de las bibliotecas en las que se han encontrado ejemplares, lo que nos facilita más o menos el segundo de los problemas antes mencionados.

Ahora bien, hacerse con un ejemplar manejable del texto y conseguir una reproducción digital son harina de otro costal. Aquí entran en juego tanto la cercanía que se tenga a una gran biblioteca de referencia (no es el caso de Almería) como la disponibilidad económica suficiente para poder, o bien desplazarse a ella, o bien encargar una versión electrónica. No es cuestión de hablar de desplazamientos al extranjero, y menos con la penuria que arrastramos para la investigación humanística, conque lo suyo es conseguir un PDF manejable.

En este momento es en el que entra en acción la red de redes. Internet nos permite acceder a los catálogos y fondos de las grandes bibliotecas de referencia, que cada vez cuentan con más copias digitales de sus colecciones antiguas, pero no es cosa de ir visitando biblioteca por biblioteca para buscar un solo texto ni un grupo de ellos. Para esto, nos facilita mucho el trabajo dirigirnos a los repositorios, grandes almacenes digitales que suministran el acceso a los textos de manera gratuita.

En el ámbito europeo, contamos con Europeana, una gran biblioteca digital en constante crecimiento que, no obstante, tiene unas ciertas carencias. He hecho hoy mismo un rastreo de prueba para que las podamos ver: el término de búsqueda ha sido “rhetorica“, que daba acceso a 1870 textos. Curiosamente, los resultados que aparecen en la primera página son de tratados escritos en latín, pero esta lengua no figura en el catálogo de idiomas por los que filtrar la información. Mal vamos, y peor llegamos cuando nos damos cuenta de que tampoco nos permite filtrar la búsqueda por fechas, luego su utilidad es limitada.

Mucho más práctico es el sistema de Google Books, con el que abría esta entrada. Más práctico porque sus herramientas de búsqueda, para ese mismo término “rhetorica”, me han permitido seleccionar un abanico temporal (entre 1500 y 1600), elegir sólo aquellos manuales que tienen una versión electrónica disponible y ordenarlos por fecha de edición. La combinación de esos tres criterios proporciona una gran cantidad de entradas útiles, manejables, localizables y disponibles. O sea, lo que necesito.

También tiene sus limitaciones, claro. De un lado, ofrece muchos textos repetidos (lógico, ya que proceden de distintas instituciones) o en ediciones de años distintos (cosa buena para quienes nos dedicamos a la realización de ediciones críticas filológicas), pero vienen bien, en cualquier caso.

Como ejemplo de lo dicho, he aquí una lista de los autores y textos que he encontrado por ahora (no pongo los que he localizado o conseguido por otras vías) y que he podido descargar en mi propio ordenador (a eso obedece el nombre de archivo que aparece en la tabla). Es una obra en progreso, sin duda, pero ya hay mucho material. Y eso que no he terminado de sistematizar los fondos del siglo XVII, mucho más abundantes que éstos…

retóricas

 

 

Anuncios