Etiquetas

, ,

Leo en Barrapunto una noticia interesante: se ha presentado la Biblioteca Digital Hispánica, un proyecto de digitalización de documentos que busca integrarse en otras iniciativas de calibre semejante. Me ha picado la curiosidad y he acudido al sitio en cuestión para revisarlo. Al fin y al cabo, sigo trabajando en la obra latina de fray Luis de Granada y en la teoría retórica latina del Renacimiento, conque este tipo de fondos me puede ayudar a evitar desplazamientos que, además de caros, no son suficientemente rentable en términos de relación entre el tiempo invertido y los resultados obtenidos.

Reproduzco una parte de la noticia:

Aunque el interfaz es algo incómodo, me parece un gran ejemplo de difusión de la cultura aprovechando la tecnología. Cuando muchas otras entidades y personas dificultan tanto la difusión y por lo tanto el desarrollo de la cultura con el tan manido canon, algunas leyes, etc; resulta muy agradable ver que este tipo de iniciativas salen adelante. Son casi 10.000 documentos, muchos de ellos valiosísimos, los que se han puesto a disposición del público (el objetivo es que haya 200.000 en 2012. Una gran iniciativa que supone el inicio, por fin, del proyecto de digitalización masiva del patrimonio bibliográfico de la Biblioteca Nacional y que se integrará en el gran proyecto multilingüe de Biblioteca Digital Europea.

¿Qué me parece el sitio?

Como no me gusta hablar por hablar, voy a centrarme en el manejo, la utilidad y la cantidad de documentos disponibles.

Usabilidad

En cuanto a la usabilidad del sitio, hay que decir que la estructura no resulta demasiado bonica, aunque uno se acostumbra pronto. Un problema serio es su radical lentitud: incluso contando con una conexión de cable, cualquier consulta es desesperantemente lenta, lo que significa que, o lo mejoran, o no va a servir de nada.

El manejo no es fácil ni intuitivo. Lo lógico es pensar que, si pulsamos sobre la imagen o el enlace, se nos abrirá el texto, pero no es así; antes bien, hay que buscar un iconito con pinta de esquema y pulsar sobre él para que se nos abra una nueva pantalla con el listado de imágenes que componen el texto en cuestión… Y todo eso, agregándole una considerable dosis de paciencia, paciencia, paciencia, y ancho de banda. Una vez logramos acceder al texto, tenemos distintas opciones de visualización, así como de impresión y archivo. Se supone que se puede descargar el archivo que nos interese, si es que logramos superar la barrera de tiempo de los servidores.

Fondos

Los fondos son todavía escasos: 454 Carteles, 1171 Dibujos, 89 obras con el epígrafe Filología, 4970 Grabados, 347 documentos dedicados a Hispanoamérica, 349 con la rúbrica Historia, 1665 Mapas, 200 Obras Maestras… En la categoría Filología, por ejemplo, encontramos acceso a un manuscrito del s. XV con el texto del Brutus y el De oratore, o al texto manuscrito de las Introductiones Latinae de Nebrija.

Conclusión

La iniciativa es interesante como concepto y, si alguna vez se dan cuenta los desarrolladores de que las aplicaciones web no son para uso interno, sino que dependen de anchos de banda y conexiones diferentes, llegará a ser útil. Sobre todo, conforme vayan aumentando los fondos disponibles.

 

Etiquetas de Technorati: textos, bibliotecas digitales, biblioteca digital hispánica, manuscritos

Anuncios