Los días 21 y 22 de diciembre, me he encargado de impartir un seminario sobre Oratoria en el marco de un curso de Experto en Protocolo y Comunicación organizado por la Fundación Mediterránea y la Universidad de Almería. La composición del grupo es heterogénea: trabajadores por cuenta ajena, pequeños empresarios, responsables de comunicación de grandes empresas, interesados en general…

En primer lugar, hemos hecho una pequeña práctica de controversia. El tema ha sido si se defiende o no la penalización del cachete a los niños. Daba lo mismo la postura personal. Se trataba de organizar un micro-discurso en grupo, de pronunciarlo en individual y de valorarlo en común.

Alternando teoría y distintas prácticas, el primer día hemos llegado hasta los confines de la inventio. Para el segundo día, he encargado que cada asistente elabore un brindis en el contexto de una cena de negocios convocada para cerrar un trato importante. La idea es considerar este tipo de intervenciones en tanto que pequeños discursos que, sin ser definitivos en la toma de decisión, sí son relevantes para cimentar las relaciones de un grupo humano.

Si alguien tiene curiosidad por conocer los contenidos de la presentación, titulada Oratoria, están disponibles en SlideShare

.