Etiquetas

, , ,

Me preguntan siempre qué manual recomiendo para estudiar Retórica. No es fácil, sobre todo porque parto de la idea de que la Universidad es el lugar para estudiar muchas fuentes y hacerse cada cual su propia composición de lugar. Estudiar una materia con un manual es empobrecerse uno mismo y empobrecer a la materia misma.

No obstante, y pese a lo dicho, hay libros y libros. Y el mejor y más completo, hasta la fecha, es el de David Pujante. Sin duda alguna. Leedlo y disfrutadlo. Es la mejor demostración de que se puede aprender al tiempo que se pasa un buen rato.
David Pujante, Manual de retórica, Castalia Universidad 1, 428 págs. 17,5 x 24,5 cm.. ISBN 84-9740-086-0

Descripción del libro en la Editorial Castalia

El MANUAL DE RETÓRICA de David Pujante es el más ambicioso proyecto de sistematización retórica que se ha realizado en los últimos años dentro del ámbito académico hispano, por el carácter abarcador de la totalidad de la problemática retórica, tanto histórica como actual, en sus más
variadas ramificaciones.
El Manual comienza (I.Nuestra sociedad ante la retórica) enmarcando la antigua ciencia de la persuasión oratoria en el pensamiento y la sociedad actuales; su inserción en el relativismo
filosófico, en las distintas modalidades discursivas de la comunicación de masas, y en la nueva teoría literaria y del arte.
El segundo capítulo (II.Retórica e historia) aborda la historia retórica procurando la prefiguración de una posible y todavía inexistente historia comparada de la retórica occidental con otras culturas que hayan mostrado manifestaciones similares y haciendo una breve historia de la retórica en Occidente.
El capítulo siguiente (III.El corpus retórico) es el más extenso y trata la totalidad del mecanismo retórico así como todas las cuestiones referentes a la teoría oratoria elaborada por la rhetorica recepta. Aunque con especial atención a las partes del discurso y a sus virtudes expresivas (tropos y figuras), no desatiende ninguna de las operaciones retóricas, intentando subsanar así el tradicional reduccionismo de siglos en retórica a los aspectos puramente elocutivos.
El último capítulo (IV.La actualidad retórica) replantea los tradicionales problemas retóricos a la luz de la interpretación moderna y muestra las nuevas aportaciones y los conflictos que se han desencadenado con la reciente recuperación de la vieja ciencia del discurso. Uno de los apartados de este capítulo sistematiza con total novedad las aportaciones españolas a la teoría y a la historiografía retórica en los últimos años del siglo XX.