La Bitácora de Carlos Cabanillas es siempre una fuente incansable de informaciones de todo tipo. Hoy, me ha llamado la atención la glosa que hace de un editorial publicado en el Heraldo de Soria y firmado por un tal Félix Jiménez Tutor. Destaca el infatigable Cabanillas unos párrafos que, la verdad, no tienen desperdicio. No los reproduzco aquí, por motivos del copyright del diario, pero vienen a decir que:

  1. La misa tridentina siempre fue un anacronismo.
  2. Restaurarla hoy, más que una idea feliz va a ser una pesadilla.
  3. La culpa no la tiene el latín, que es una lengua muerta y ha quedado para estudiosos de momias y descifradores de jeroglíficos.
  4. El latín no le interesa a nadie.
  5. Sólo el Vaticano se obstina en producir sus documentos oficiales en latín que tienen que ser traducidos inmediatamente para que sus destinatarios los puedan entender.
  6. El parque jurásico de los grandes latinistas se extinguió hace años.

Y de ello concluye Cabanillas que habrá que ir cambiando de profesión. Pero creo yo que, más bien, habrá que irle pidiendo el certificado de estudios primarios (o, mejor, el certificado de aptitud en la guardería) a quien escribe esas perlas en un medio tan prestigioso, leído y difundido como el Heraldo de Soria.

Y todo, porque está empeñado en atacar a los obispos catalanes, que se mosquean cuando el Papa restituye la misa en latín y se empeñan en hablar su propia lengua catalana. A partir de ahí, construye un apresurado intento de ironizar con el catalán y, tomando por banda al latín, aprovecha para darle caña a ese grupo de rebeldes que se empeña en que las iglesias de Cataluña hablen una lengua tan digna como la española, aunque eso cueste trabajo verlo cuando se mira con las lentillas de la ínclita Castilla, crisol de razas y cuna fecunda de la Hispanidad.

Debería el periódico ser consecuente con sus posturas y pedir, como aquel ilustre egabrense, “más deporte y menos latín“.  ¡Qué calores que dan algunos iletrados cuando se creen escritores sólo porque pueden hilar tres letras seguidas!