He leído un curioso artículo de Javier Pastor en The Inquirer. Se titula: Los blogs: la ruina de la prensa tradicional, y analiza el fenómeno de la caída de ventas de los medios de comunicación impresos frente al auge de los cuadernos de bitácora. Parece que existe una cierta tendencia a contratar publicidad ahí, y no en los medios escritos, cosa que ha levantado todas las alarmas…

Bueno, supongo que, visto lo visto, cualquiera de nosotros es carne de publicidad; que cualquiera de nosotros se va a forrar gracias a los anunciantes; que cualquiera de nosotros virtuosamente declinará ponerse al servicio del capital mientra los euros se cuenten sólo por decenas…
Estamos en otra burbuja como las puntocom de hace unos años, sólo que ahora nos va a arrastrar a quienes sólo queremos compartir una reflexión con dos personas. La guerra no va con nosotros pero… que NAVTICA nos pille confesados.

Powered by ScribeFire.