Etiquetas

,


Steve Jobs habla en una ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford. Merece la pena analizar las dos partes del discurso para ver a un orador en acción… Sí, un orador que aplica conscientemente las reglas del arte para hacer una alocución pública formal. Es interesante también observar cómo va reaccionando el auditorio.

Si en la primera parte encontramos un exordio y una serie de ejemplos más o menos suaves (sus inicios profesionales y salida de Apple), en la segunda se juega el orador el todo por el todo y hace mención a sus recientes y conocidas circunstancias personales de salud (un cáncer de páncreas del que ha salido vivo) para quitarle importancia a las personales (vuelta a Apple). Merece la pena quedarse con la frase memorable del final.