Hay cursos de doctorado en los que te mandan un puñado de libros y tú tienes que hacerlo casi todo. No quiero decir que este procedimiento sea malo, pero con la práctica se aprenden mucho mejor las cosas.

Este curso nos ha enseñado que la Filología y la Informática no son dos disciplinas incompatibles; todo lo contrario, el filológo puede encontrar en la informática a un gran aliado. Con las técnicas de búsqueda que hemos aprendido podemos acceder de una forma más fiable y muco más rápida a la información que buscamos. Las concordancias de la Biblioteca Virtual Cervantes y la metodología para utilizarlas no abren un abanico importante de posibilidades para futuros proyectos de investigación.

El trabajo y la coordinación en grupo es muy importante a la hora de trabajar, pues con el blog y el wiki hemos descubierto otros métodos para el trabajo en grupo sin tener que estar todos en el mismo lugar. Estos elementos hacen que la informática se entremezcle con el trabajo filológico y que el filológo pueda utilizar otros medios para realizar su trabajo. Incluso en el aula podemos utilizar estos métodos para que los alumnos interactuen desde su casa para realizar el trabajo de clase en un mismo wiki o en un mismo blog.

En definitiva, un curso muy útil y muy interesante que nos ha proporcionado muchos conocimientos que seguro que pondremos en práctica en el futuro.

Anuncios